El Cine Hondureño

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=”El Cine Hondureño” font_container=”tag:h2|font_size:30|text_align:center|color:%231e73be” css_animation=”appear”][vc_empty_space][vc_text_separator title=”Historia del Cine Hondureño” color=”sky” border_width=”2″ css_animation=”appear”][vc_column_text]

En la primera mitad de la década de 1970 el país vive un proceso reformista. El gobierno militar del presidente Oswaldo López Arellano intenta avanzar hacia un capitalismo desarrollista e impulsa la reforma agraria, nacionaliza la explotación forestal y maderera, expropia algunas tierras a las transnacionales bananeras, nacionaliza los puertos y ferrocarriles y elabora un plan nacional de desarrollo. Los trabajadores se organizan, los sindicatos rurales y urbanos se fortalecen y una lucha de intereses y de clases empieza a perfilarse. Se da a la vez un apogeo nacionalista, ya que la “guerra del fútbol” con El Salvador, en 1969, despierta una necesidad de afirmación nacional que produce no sólo un auge económico sino también cultural. Pero los efectos del huracán Fifi sobre la economía agravan la situación y, hacia finales de 1974, la emisión de la Ley de Reforma Agraria termina por conformar las condiciones para  acabar con el experimento reformista y militar y poner fin a la influencia de López Arellano en la política hondureña. En cuestión de dos años, Melgar Castro, jefe del ejército, acaba con el reformismo y establece un gobierno más cercano a los viejos sectores del capital hondureño.

En 1977 el gobierno le ofrece a Kafati la dirección del recién fundado Departamento de Cine del Ministerio de Cultura, pero éste rechaza el nombramiento y René Pauck, cineasta aficionado de origen francés, asume el reto. Pauck forma equipo con Mario López y Vilma Martínez,  hondureños que regresan de estudiar cine en Argentina, y con Napoleón Martínez, también hondureño y que hasta el momento trabaja como fotógrafo. El gobierno compra un equipo mínimo, al que Pauck agrega una moviola y con eso, muy poca experiencia, el grupo inicia un trabajo cinematográfico básicamente colectivo. Se realizan dos documentales, uno en torno a una figura histórica, José Cecilio del Valle. Prócer de la independencia (1977), y otro sobre los garífunas de la Costa Atlántica, Mundo garífuna (1977). 

[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_custom_heading text=”Primer Cineasta Hondureño” font_container=”tag:h2|font_size:25|text_align:center|color:%231e73be” css_animation=”appear”][vc_single_image image=”77378″ alignment=”center” style=”vc_box_rounded” css_animation=”flipInX”][vc_column_text]

El primer cieneasta hondureño fue Sami Kafati, estudió cinematografía en Roma en la década de los años 1960. Su primera obra cinematográfica fue el cortometraje “Mi Amigo Ángel”, producida en 1962, es la primera obra cinematográfica de ficción producida en Honduras. Este cortometraje es de una gran fuerza expresiva y de una gran sensibilidad social y artística. Esta primera generación de cineastas se completa con Fosi Bendeck que realiza el largometraje “El Reyecito” o “El Mero Mero”, película de ficción fuertemente influenciada por el surrealismo. Ambos cineastas realizaron también documentales que tenían mayormente fines institucionales y/o comerciales. Sus producciones personales fueron financiadas mayormente por ellos mismos. Sami Kafati completaba su labor con la producción de spots comerciales. A lo largo de su carrera adquirió una serie de equipos de primera calidad para la producción cinematográfica que lamentablemente solo le permitirá trabajar en dos películas de largometraje: “Utopía”, dirigida por el cineasta chileno Raúl Ruíz y la película “No Hay Tierra Sin Dueño”, que lamentablemente no logró terminar en vida, pero que fue editada y finalizada posteriormente de su deceso. Esta última fue presentada en Cannes, Francia, en la “Quincena de Realizadores”​ que es un festival simultáneo pero no competitivo e independiente del conocido Festival de Cannes.

[/vc_column_text][vc_column_text]

En 1977 el gobierno le ofrece a Kafati la dirección del recién fundado Departamento de Cine del Ministerio de Cultura, pero éste rechaza el nombramiento y René Pauck, cineasta aficionado de origen francés, asume el reto. Pauck forma equipo con Mario López y Vilma Martínez,  hondureños que regresan de estudiar cine en Argentina, y con Napoleón Martínez, también hondureño y que hasta el momento trabaja como fotógrafo. El gobierno compra un equipo mínimo, al que Pauck agrega una moviola y con eso, muy poca experiencia, el grupo inicia un trabajo cinematográfico básicamente colectivo. Se realizan dos documentales, uno en torno a una figura histórica, José Cecilio del Valle. Prócer de la independencia (1977), y otro sobre los garífunas de la Costa Atlántica, Mundo garífuna (1977). 

[/vc_column_text][vc_text_separator title=”Conosca algunos destacados cineastas hondureños” color=”sky” border_width=”2″ css_animation=”appear”][vc_gallery interval=”3″ images=”77398,77399,77400″][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_custom_heading text=”Destacadas Películas Hondureñas” font_container=”tag:h2|font_size:25|text_align:center|color:%231e73be” css_animation=”appear”][vc_column_text]

  • Mi Amigo Ángel (1962)
  • Utopía (1976)
  • No hay Tierra sin Dueño, primer largometraje producido en el país es realizado por Sami Kafati, quien comenzó a rodar en los 80 y murió en 1996 sin terminar el filme. su familia se encargó de finalizarlo. La película fue estrenada en 2002.
  • Almas de la Medianoche, realizada por Juan Carlos Fanconi y exhibida en salas de cine en el año 2002.
  • Anita la cazadora de Insectos, producida por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y Praxis Video, dirección Hispano Duron, producción ejecutiva Marisela Bustillo, directora de fotografía Fabiola Maldonado, director de arte Marco Licona. Estrenada en Tegucigalpa en 2002.
  • Más allá de una esperanza producido por Francisco Andino en 1998, es el primer cortometraje documental en 35 minutos.
  • Poseid@s, producida por Carla Calderón en el año 2007.
  • Angelina, una historia de amor y tragedia escrita por Carlos F. Gutiérrez, fue llevada al cine en el año 2008, producida por Carla Calderón.
  • Amor y Frijoles, una típica historia de Amor y Frijoles, fue llevada al cine en el año 2009, producida por Guacamaya Films, dirigida por Mathew Kodath y Hernan Pereira.
  • Toque de Queda, segundo largometraje de ficción, en el género de “Cine Noir” de Javier Suazo Mejía, que desnuda el resquebrajamiento de la sociedad hondureña a raíz del golpe de estado de 2009.
  • Unos Pocos con Valor, 2010, basada en la obra de Mario Berríos “Los Pájaros de Belén” dirigida por Douglas Martin e ismael Bevilacqua y producida por Marisol Santos. realizada en coproducción entre Filmarte y Producciones Audiovisuales, con permanencia de exhibición en cines de 12 semanas.
  • Quien dijo miedo, Honduras de un golpe…] un largometraje documental sobre el golpe de Estado en Honduras, producido por Terco Producciones y dirigido por Katia Lara.
  • El Xendra, segundo largometraje del director Juan Carlos Fanconi. Exhibida simultáneamente en 56 salas de Centro América entre los meses de octubre y diciembre del año 2012.
  • “Cuentos y Leyendas de Honduras”, tercer largometraje de ficción de Javier Suazo Mejía que mezcla elementos de folclor y suspenso, basado en los relatos radiales de Jorge Montenegro. Fue estrenado el 22 de octubre de 2014 en medio de una campaña de mercadeo sin precedentes en el cine hondureño.
  • Quién Paga la Cuenta (2013)
  • 11 Cipotes (2014)
  • Chinche Man (2015)
  • Un Loco Verano Catracho (2015)
  • cásate Conmigo (2015)
  • Una Loca Navidad Catracha (2016)
  • Fuerzas de Honor (2016)
  • El Cuerpo Extraño de José A. Olay.
  • El reyecito de Fosi Bendeck.
  • Alto Riesgo de René Pauck.
  • Lado, de Esaú Adonai.
  • El Último Secuestro, de José A. Olay.
  • La Hora Muerta, de Javier Suazo Mejía

[/vc_column_text][vc_images_carousel images=”77319,77386,77387,77388,77389″ img_size=”large” speed=”6000″ autoplay=”yes”][/vc_column][/vc_row]